extraño secreto
Combatir la Ansiedad

Como controlar la ansiedad o el estrés en los bebés recién nacidos

Escrito por Elvis Cardenas

Una de las cosas más desesperante es cuando nuestros hijo lloran a cada momento sin nosotros saber cómo poder controlar la ansiedad o el estrés en los bebés recién nacidos

Si bien sabemos que  no pueden expresarlo del mismo modo, los niños recién nacidos y lactantes también sufren las secuelas producidas por el  estrés, una condición cada vez más común. En la mayoría de los adultos, las consecuencias a largo plazo pueden llegar a ser  tan graves y favorecer el desarrollo de algunas enfermedades.

En los más pequeños sucede casi igual, ya que pueden padecer desde algunos síntomas físicos, como,  susceptibilidad a sufrir alergias, a manifestaciones psicológicas, como trastornos del aprendizaje o falta de autoestima. En el siguiente artículo describiremos de alguna manera qué hace aumentar los niveles de la hormona del estrés en los bebés y qué consecuencias netamente físicas y psíquicas pueden  provocar a corto y a largo plazo.

La hormona del estrés en los bebés

Los niños  recién nacidos tienen la capacidad de generar una respuesta anticipada al estrés basado en la mayoría de las  expectativas acerca de cómo sus padres les tratarán en un contexto determinado. Si bien  algunas situaciones estresantes en determinados momentos pueden ser beneficiosas para desarrollar estados de alerta y algunos  mecanismos de defensa, tenemos que tener en cuenta que su recurrencia, a largo plazo, tendría efectos muy negativos en el desarrollo normal de los más pequeños de la casa

Actualmente se conoció que sufrir de  estrés a edades tempranas se ha asociado con depresión en la edad adulta

Los expertos en desarrollo infantil de Canadá recientemente realizaron un estudio (“Infant anticipatory stress”) a mediados de 2010, publicado en Biology letters, que daba por sentado  que la mayoría de los  menores de 5 meses que se consideran privados del amor de su madre durante más de dos minutos aumentan significativamente sus niveles de cortisol, la hormona encargada de producir el estrés.

También, según comprobaron los investigadores de la Universidad de Toronto, que los recién nacidos también se preocupan porque la situación pueda repetirse al día siguiente, lo que confirma que pueden recordar algunas emociones no usuales. Los responsables del estudio afirman  de las consecuencias de exponer levemente a las criaturas, de manera repetida, a diversas situaciones estresantes, pueden marcar sus vidas

Los científicos decidieron y también  quisieron comprobar si los pequeños de menos de  medio año son capaces de anticipar problemas. Para ello, contaron con la participación de 40 mujeres cada una con su niño.

Las mujeres se pusieron ante sus hijos, que estaban sentados, jugaban y hablaban. En periodos de almeno  dos minutos, sin embargo, se limitaron a mirarles con una cara neutra. Los niveles de cortisol, medidos a lo largo de las pruebas, se incrementaban significativamente cuando no se les hacía caso.

En un segundo grupo compuesto por 40 mujeres más,  que pasó por el mismo proceso, pero sin ser ignorado por su madre, sus niveles hormonales prácticamente no cambiaron.

Factores de estrés en bebés y sus consecuencias

Por lo general no se dispone de datos exactos sobre el efecto del estrés en los más pequeños. Peso si sabemos que  un estudio español de 2009, “Estudio sobre el Estrés del Bebé”, afirmaba que los recién nacidos de hoy en día tienen 60 veces más probabilidades de sufrirlo que hace 14 años. Y las cifras están aumentando, probablemente por los continuos cambios en el modelo social y familiar, el exceso de permisividad, la incomunicación y el estilo de vida inadecuado de los progenitores

 

Deja un comentario